A finales del siglo XIX algunos ciradores británicos decidieron seleccionar a los más bellos gatos de la calle, a los que denominaron British Shorthair...

      Ya por aquella época, el "Chesire Cat" de "Alicia en el país de las maravillas", de Lewis Carrol (1865), fue representado bajo el aspecto de nuestro protagonista. En el mismo período, ciertos criadores, tal es el paso de H. Weir, seleccionaron entre muchos gatos callejeros los ejemplares más bellos, a los que dieron el nombre de la raza que nos ocupa para distinguirlos de los gatos “foreign” (extranjeros), de los orientales y de los gatos de pelo largo, como el de Angora. Los animales escogidos fueron expuestos en el Cristal Palace de Londres en 1871 y en el año 1901 se creó el British Cat Club. Los primeros ejemplares de esta raza, principalmente los de color azul (gris), se parecían a los Chartreux, un parecido que permitió el cruce entre ambas razas, cosa que actualmente no se permite. Tras la segunda guerra mundial se efectuaron cruces con Persas con el fin de que la silueta del British se hiciera más pesada y redonda; lo que a su vez amplió la gama de colores posibles en su capa.




      Estamos ante una raza de talla mediana o grande, con un peso entre los 4 y los 8 kilos. Su cuerpo es de tipo “semicobby” a “cobby” (brevilíneo), robusto, potente y bien musculado. Su cabeza es redondeada y sus carrillos son muy grandes (especialmente en los machos adultos). De nariz respingona y orejas pequeñas, el British tiene ojos grandes, cuyo color debe corresponderse con los posibles respecto del color del pelaje. Sus patas son cortas y macizas y su cola es gruesa en la base y se afina hacia la punta, si bien es redondeada.



      Es una de las principales características del British: es corto, denso y crespo. La textura es firme, afelpada, con abundante subpelo. Existe una variedad de pelo largo (British Longhair) debido a la fuerte influencia genética del Persa, pero no está reconocida por las principales asociaciones felinas internacionales. Eso sí, están reconocidos infinidad de colores, pero el British azul es uno de los más populares.



      Se trata de un gato apacible, alegre, paciente, bien equilibrado... En general, son animales de carácter estable que se adaptan a casi cualquier estilo de vida. Sociable con otros gatos y con los perros, llega a ser muy afectuoso con los humanos, sin llegar a ser pesado.



      En los machos: Castrando a un macho antes de que empiecen a marcar (6-7 meses), nos aseguramos que no marcara por nuestra casa. Ademas, los machos suelen tener un olor corporal mas fuerte que las hembras (las hembras no huelen a nada), este olor se atenua cuando son castrados. Tambien evitaremos las escapadas en busca de hembras en celo. Ademas, por norma general, un macho castrado siempre estara mas apegado a su dueño que un macho entero.

        En las hembras: Durante las epocas de celo, las hembras intentaran escapar en busca de un macho, este no sera solo el problema, en la calle la mayoria de los gatos son portadores de enfermedades infecciosas como la Leucemia o el Coronavirus (PIF) o tambien de parasitos muy peligrosos no solo para nuestra gata como la Toxoplasmosis. Por supuesto, esterilizando a nuestra gata evitaremos la preñez. Una gata en celo, y debido a sus maullidos, puede llegar a ser insoportable. Ademas, con la esterilizacion evitaremos posibles tumores en los ovarios.



      Debido a la profesionalidad y experiencia sobre los British Shorthair y para cualquier duda o información útil de esta raza en particular, visite el siguiente enlace: